Expresionismo Alemán

EL GABINETE DEL DR. CALIGARI


Robert Wiene, Alemania (1920)

Es considerada la primera película expresionista de la historia y una de las más influyentes. 

La idea de los guionistas era denunciar la actuación del Estado alemán durante la guerra: para ellos, Caligari inducía a un sonámbulo a cometer asesinatos del mismo modo que el Estado alemán inducía a un pueblo dormido a perpetrar crímenes, que de hecho se consumarían una década después, en la Segunda Guerra Mundial. El guión original de la película, de Hans Janowitz y Carl Mayer, fue modificado, y Wiene, seguramente presionado por la productora y ésta por las autoridades alemanas, añadió una escena inicial y otra final que trastocaban el sentido de la historia, quedando convertida en el relato de un loco. Aunque la película suele considerarse una crítica contra el totalitarismo alemán, el final puede ser interpretado también como una oda al poder y la autoridad en contraposición a la anarquía y la locura.

 

METROPOLIS

Fritz Lang, Alemania (1927)
Ciencia ficción muda con una fuerte impronta futurista y art-déco. Se le considera uno de los máximos exponentes del expresionismo alemán en las artes cinematográficas. Es uno de l?s pocos filmes considerados Memoria del Mundo por la Unesco.

 

BERLIN, SINFONIA DE UNA CIUDAD

Walter Ruttmann, Alemania (1927)

 Inspirado en el documental soviético “Kino-Nedelia” (1918) de Dziga Vertov, Ruttmann realizó en 1927, contando con los mejores fotógrafos alemanes de la época, un documental basado en la vida, durante un día, de la ciudad de Berlín.